Historia

Todo comienza hace veinte años, después de un intenso viaje por Sudamérica: Norte de Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Brasil, donde veo y oigo los instrumentos del continente.

De regreso a la Argentina busco un lugar en las montañas y descubro El Bolsón, un pequeño valle en la cordillera. Aquí me dedico a la creación de instrumentos musicales, el aprendizaje y enseñanza de música.

Los primeros instrumentos que hice viajando fueron quenas, flautas, pinkuyos y sikus (aerófonos nativos), después ya en el Bolsón, ocarinas de madera, hueso y arcilla.

Luego comienzo a construir tongas (cajas de percusión), Kalimbas, marimbas y tambores, instrumentos de origen africano y polinesio.

Más viajes, especialmente en Brasil recopilando fotos y documentos, me dan la sensación de las infinitas posibilidades en la investigación del sonido y en el diseño de nuevos instrumentos.

Empiezo a crear instrumentos de cuerdas simples: birimbao, arpas, liras, garaia (guitarra nigeriana de dos cuerdas), violines de calabaza y coco. Todos los años se agregan nuevos instrumentos en la lista.

Abro un taller de investigación musical donde personas de todas las edades se integran al trabajo de creación y ejecución de instrumentos, dirigiendo improvisaciones y dando a la música un carácter ritual, agregando el movimiento y la voz en eventos de participación grupal.